Oración a la Virgen Maria para que Interceda por Nosotros - PODER BIBLICO

TOPS 10

sábado, 29 de julio de 2023

Oración a la Virgen Maria para que Interceda por Nosotros


 "Oh Santa María, Madre amorosa y llena de gracia, te suplicamos que intercedas ante tu Hijo amado por nosotros, tus hijos.

Con humildad, te pedimos que presentes nuestras necesidades, preocupaciones y deseos ante el trono de Dios.

Que tu poderosa intercesión nos proteja y guíe en nuestro camino, y que tu amor y compasión nos consuelen en momentos de dificultad.

Oh Virgen María, modelo de virtud y pureza, danos fuerza para resistir la tentación y la gracia para vivir una vida conforme a la voluntad de Dios.

Te pedimos que nos ayudes a crecer en fe, esperanza y caridad, y que nos conduzcas hacia una vida de paz y felicidad eterna. Amén.

Querida Virgen María, Hoy nos dirigimos a ti con humildad y devoción, reconociendo tu papel especial como Madre de Jesús y Madre de toda la humanidad. Sabemos que eres una mediadora poderosa y llena de gracia, dispuesta a interceder por nuestras necesidades ante tu Hijo amado.

Te pedimos que intercedas por nosotros ante Dios, y que nos concedas la gracia de vivir siempre en conformidad con la voluntad divina. Ayúdanos a abrir nuestros corazones a la sabiduría del Espíritu Santo y a recibir con gratitud todo lo que Dios dispone para nuestras vidas.

Te rogamos que nos acompañes en cada paso de nuestro camino, guiándonos hacia la santidad y fortaleciéndonos en nuestra fe. Protégenos de todo peligro y líbranos de todo mal, especialmente en momentos de debilidad y tentación.

Te pedimos especialmente por nuestras familias y seres queridos. Que tu amor y cuidado materno los envuelva siempre, protegiéndolos de todo daño. Inspíranos a ser ejemplo de amor y entrega a aquellos que nos rodean.

Intercede también por aquellos que están enfermos o sufren, consolándolos en su dolor y dándoles esperanza en tiempos difíciles. Ruega por los pobres, los marginados y los olvidados de la sociedad, para que encuentren amor y compasión en sus vidas.

Finalmente, te pedimos que nos concedas la gracia de una fe ferviente, una esperanza inquebrantable y un amor desinteresado. Ayúdanos a crecer en virtud y a vivir como auténticos discípulos de Jesús.

Virgen María, cubrenos con tu manto protector y guíanos siempre por el camino de la salvación. Que tu intercesión nos acerque cada vez más a tu Hijo y nos conduzca a la vida eterna.

Amén.