Oracion para alejar todo mal de nuestros hijos - Poder Biblico - PODER BIBLICO

TOPS 10

viernes, 28 de abril de 2023

Oracion para alejar todo mal de nuestros hijos - Poder Biblico



Santa Mónica Bendita, hoy recurro a ti santa madre, y en tus maravillosos brazos deposito a mi amado hijo, lo más valioso que tengo, lo más preciado que dios me presto, para que, a través de tu poderosa intercesión ante el altísimo, mi hijo pueda alcanzar una conversión en Dios. 

Tú has sido mi ejemplo para dar cada paso como madre, con tu ayuda soy una mejor versión de mí, y hoy quiero pedirte por mi hijo, para que lo cubras tu precioso manto, para que lo alejes del enemigo y las tentaciones, no permitas santa madre, que mi hijo sea conquistado por el pecado, la ira, y la desobediencia, no permitas que se pierda en el camino hacia Dios. Guía sus pasos, muéstrale el camino correcto y modifica sus actitudes desleales hacia Dios, aleja de él toda amistad que ponga en peligro su criterio, que ponga en peligro su estabilidad emocional y su espiritualidad. 

Se querida Santa Mónica que mi hijo no me pertenece, que es de Dios y que él es su dueño, permíteme tener confianza, y paciencia e insistencia para llevarlo por el buen camino, para darle buenos consejos y para enseñarle sobre la palabra de Dios, para guiarlo por las sendas de Dios, enséñame a ser perseverante en oración, a confiar su vida en Dios, ayúdame a comportarme de forma correcta, para no aumentar la distancia entre mi hijo y Dios. 

Protégelo Santa Madre, bríndale la sabiduría necesaria para tomar las decisiones correctas, acércalo a Dios y muéstrale la grandeza de nuestro padre; cura las heridas de su cuerpo, alma y espíritu, y no permitas que ninguna cadena de pecado lo ate, abre sus ojos a la verdad, reorienta mi hijo hacia el paraíso. 

Permite que sus sueños estén orientados a Dios, que sus metas vayan perfiladas hacia los mandamientos de nuestro padre, cúbrelo con tu gracia infinita y bríndale el discernimiento para alcanzar la gloria de Dios. Ruega Santa madre por mí y por mi hijo, para que ganemos el cielo y nos unamos allí contigo en eterna alabanza y amor a Dios.  Amén.