Oracion para alejar los enemigos - Poder Biblico - PODER BIBLICO

TOPS 10

viernes, 28 de abril de 2023

Oracion para alejar los enemigos - Poder Biblico


 

Amada y gloriosa Santa Juana de Arco, amiga, patrona y especial luchadora por la libertad, hoy me postro ante ti para agradecerte por los favores recibidos, pues en compañía de la Virgen María, has intercedido por mí y mi familia ante el padre misericordioso. 

Tu Santa Juana que luchaste contra tus enemigos, el ridículo y hostigamiento de quienes querían causarte mal, y mantuviste tu fe intacta, luchaste contra el enemigo en compañía de nuestro Dios, te pido que me acompañes y me ayudes e enfrentar las adversidades de la vida como tú lo hiciste, concédeme valentía y fortaleza, y mantenme firme en la fe, ayúdame luchar con coraje y dedicación contra las batallas que Dios me envía, pues aunque sé que son más pequeñas que las que tuviste que enfrentar tú, también necesito de la gracia y las bendiciones que Dios otorga.

Hoy me dirijo a ti con todo el respeto que tu nombre inspira, y me propongo a honrarte de ahora en adelante, cubre con tu espada y tu escudo mi frente, protégeme ante el maligno y no permitas que el enemigo invada mi hogar, mi mente o mi espíritu, ayúdame a ponerme la armadura espiritual y así permanecer fuerte, intercede por mi ante nuestro Dios para que me cubra con su precioso manto, en la presente vida terrenal, y a la hora de mi muerte me proteja, me brinde tranquilidad y me conduzca a la gloria celestial. 

Ayúdame Santa Juana a defender mis convicciones, a ser como tú en el intento de amar a Dios con todo el corazón, cuerpo y espíritu, a través de tu oración concédeme la perseverancia, para mantenerme fiel a Dios, no permitas que los malos pensamientos se apoderen de mí, que ningún enemigo me aleje de mi padre.

También te pido Santa Juana que me concedas valentía, para combatir y liberarme del medio que a veces albergo en mi corazón y me detiene, me impide desarrollar actividades, proyectos y metas, revísteme de seguridad y confianza, pues mi amado padre siempre está conmigo y no me abandona, no permitas que me aleje del camino trazado por Dios, y ayúdame a enfrentar al enemigo, como tú lo hiciste con todas aquellas batallas. 

Sin más nada que pedirte, dejo mi vida en tus manos, bríndame la paciencia y la calma necesarias para no desesperar en momentos de angustia, intercede por mi ante nuestro señor y concédeme los anhelos de mi corazón, amén.