Oracion de la Noche (Quedate siempre conmigo) - Poder Biblico - PODER BIBLICO

TOPS 10

jueves, 27 de abril de 2023

Oracion de la Noche (Quedate siempre conmigo) - Poder Biblico


 Padre de bondad, gracias por esta nueva oportunidad de contemplar un nuevo ocaso, quiero agradecerte por cada una de las bendiciones que he recibido de Ti, por tu presencia en cada instante  de este día que ya feneció. Gracias por mis seres queridos, no permitas que ningún problema sea motivo de división familiar, sino que con tu ayuda podamos superarlos unidos y con la vista puesta en tu Santo Rostro. 

Señor Te entrego los problemas, las dificultades que a diario me toca enfrentar, te pido que me guies porque sin Ti no sabría qué hacer ni a dónde ir. Gracias porque en este día me has enseñado a salir adelante, me has enseñado a luchar y a enfrentar mis miedos, sin ti no lo hubiera podido hacer. 

Gracias  Señor  por hacerme consciente de lo que mi persona representa para ti que soy, gracias por recordarme que me amas y que me has dado los dones que necesito para ser feliz. Gracias por hacerme saber por los pequeños signos de mi vida diaria, que estás conmigo y que nunca me abandonas. 

Alabado seas Señor  porque una vez más me confirmas que contigo venceré todas las barreras, junto a Ti venceré mis propios temores y miedos. Guíame en tus sendas y no permitas que me aparte de Ti, quédate siempre conmigo, que Tú seas el rey de mi corazón, de mi vida y de mi familia. 

Acompaña a todos las personas que amo y que están tratando de descansar, para que puedan recuperar sus fuerzas y estar listos para continuar mañana y que así puedan vencer los obstáculos que la vida les pone. Pongo en tus manos a mi familia y a mis amigos, protégelos de las asechanzas del mal y permite que el día de mañana puedan disfrutar del descanso, para levantarse para glorificarte con sus obras. Se que Bendices mi descanso, duermo feliz porque cuidas de mi. 

Permíteme reflexionar acerca de las cosas que me alejan de Ti. Tú a través de tu palabra me revelas tu voluntad, pero muchas veces no puedo escucharla; te pido que le hables a mi corazón, y así pueda actuar siempre con prudencia e inteligencia, instrúyeme para que con tu sabiduría yo refleje que Tú vives en mí. 

Dame la capacidad de aceptar todo aquello que soy y que a veces me cuesta mucho aceptar. Regálame la humildad para que pueda entender que esos defectos que tengo son míos y que si quiero superarlos, debo tener disposición interior para transformar mi vida. Quiero ser mejor cada día, para que pueda ser digno algún día de estar en tu presencia  por la eternidad. 

Padre bueno, si el día de mañana me sigues regalando el don de la vida, quiero ser capaz de alcanzar mis sueños, regálame la valentía para luchar por mis metas, y que estas pequeñas metas me conduzcan a la Meta Principal, que es la de estar un día en tu presencia amorosa, contemplando tu rostro de ternura y compasión. Hazme sentir tu fuerza que me impulsa para ir hacia adelante, para abandonar mis miedos y dar la batalla en las luchas de la vida. Permíteme ser siempre positivo, que pueda tener una actitud de aquel que sabe que va a luchar y va a ganar. Confío en que, si luchas conmigo, podré vencer, podré alcanzar todo lo que me proponga.

Te suplico por todos aquellos que forman parte de mi vida y que a veces tampoco acepto sus defectos y comportamientos, para que pueda aceptarlos y amarlos tal y como son porque son creados por Ti. Confío en que mañana será un mejor día y que ahora podré descansar en tus brazos y recibir Tu bendición. Amén.