Oracion de la Noche (Gracias por tu compañia) - Poder Biblico - PODER BIBLICO

TOPS 10

jueves, 27 de abril de 2023

Oracion de la Noche (Gracias por tu compañia) - Poder Biblico



 Padre de amor abro mis labios para alabarte, adorarte, para bendecirte porque eres un Dios  que se complace en la rectitud, en la justicia y en el  amor, porque sientes amor inefable por  nosotros y nos brindas tu perdón. Mi Señor, me dispongo a culminar este día en tu presencia, quiero entregarte las fatigas de cada dia, quiero encomendarme a Ti. Quiero seguirte siempre, lléname de Ti porque quiero ser fiel a tu voluntad, quiero llegar a ser constructor de tu reino. 

Ayúdame, Padre Santo, a encontrar el camino que me lleva a Ti, quiero entregarte mi vida y vivir bajo la guía de tu Espíritu, que Tú seas mi luz y mi salvación. Tómame de tu mano, guía mis pasos y renuévame con tu poder. 

Eres el único y el verdadero camino para alcanzar la felicidad, gracias porque me amas incondicionalmente y quieres que sea feliz. Gracias por cada una de las cosas que me das, con tu guía sé que podré alcanzar lo que me he propuesto. Gracias porque puedo dormir tranquilo sabiendo que en tus brazos estaré en total seguridad frente a ti. Protégeme, Señor mío, para que en la oscuridad de esta noche nada me aparte de tu lado.  

Te pido por todas las personas que durante esta jornada los has llamado a tu presencia, te pido que seas misericordioso y los admitas en tu presencia, para que puedan gozar de los consuelos de tu casa eterna, donde no habrá más llanto ni sufrimiento. Te pido también por todas las ánimas del purgatorio, para que pronto las admitas en tu presencia, y puedan ver tu luz resplandeciente de gloria y majestad.  

Tómame, guíame y lávame en esta noche, restaura todo mi ser, echa fuera todo lo que no me lleve a ti. Gracias por hacerme un ser nuevo, que mi confianza esté puesta siempre en Ti. Gracias por tu compañía, gracias por glorificarte en mi vida, gracias por escuchar en esta noche mi oración. 


Perdóname, Padre misericordioso, por mis fallas, por mis debilidades, por mis apegos, por mis malos sentimientos, por cada vez en la que no he sido testimonio para los demás, por cada vez en la que he perdido el rumbo y he roto tu amistad. Perdóname porque te he herido, te lastimo cuando con mis palabras y mis acciones ofendo a las personas que comparten conmigo la vida.


Tu palabra es mi vida, me aferro a tu mensaje como náufrago a la orilla. Eres el maestro de vida, tu mi maestro y mi amigo, eres rico en misericordia, lleno de bondad y luz. Confío en que me llenas de tu paz y de tu amor mientras duermo, me preparas para mañana  seguir construyendo mi vida. Te busco con ansias, Señor, porque cada vez que me dejo encontrar por Ti hay alegría en el cielo. 

Padre Amado, esta noche, quiero descansar en tu regazo, como un niño en los brazos de su madre, para tener la certeza que estoy en manos seguras y poder recuperarme del cansancio de la jornada, quiero dormir en tu presencia, para que por tu acción amorosa recupere las fuerzas que necesitaré, si es tu voluntad, el día de mañana.

Bendice mi vida para ser instrumento de tu gracia, que todos los que están cerca de mí puedan contar con mi ayuda en cada momento que lo necesiten. Te entrego el día de mañana con la seguridad de que me bendecirás en él. Permite que en esta noche descanse en tu Santo Espíritu, para que renueve mis fuerzas agotadas, y que el día de mañana pueda cumplir con alegría, tu santa voluntad. Amén.