Oracion de la Noche (Dame humildad) - Poder Biblico - PODER BIBLICO

TOPS 10

jueves, 27 de abril de 2023

Oracion de la Noche (Dame humildad) - Poder Biblico


 Padre Dios, al terminar este día, mi corazón se alegra en tu presencia, mi ser se regocija en Ti, en todo lo bueno  que haces en mí. Bendito y grande eres, en tu amor que es más insondable que cualquier realidad, en tu perdón que no tiene límites, en tu bondad que me sana, que me reconforta y me hace descansar en esta noche, en tu presencia  que me hace  feliz. 

Me siento agradecido por tu compañía, porque cuando te necesito vienes en mi auxilio y me socorres en todo momento. Señor, ayúdame a descubrir cuál es el propósito para mi vida, ayúdame a cumplir tu Santa Voluntad. Sé que todas las bendiciones que derramas a diario en mí son el camino y muestra de tu infinito amor y misericordia.

Te amo y te pido que hagas llover sobre mi vida la efusión fuerte de tu amor, y que al descansar restaures mi vida, mis relaciones, mis sueños y mi esperanza de que todo esté mejor. Gracias porque sé que tendré lo que te he pedido, si es tu voluntad. Tú eres un Dios de amor, de paz y tienes tu oído inclinado hacia mí. 

Dame humildad para reconocer mis errores; pero sobre todo, dame sabiduría para que los pueda aprovechar para crecer y así poder ser cada día mejor ser humano.   Señor sigue actuando en mí, todo será mejor y podré asumir las actitudes que necesito para desarrollar mi vida.

Tengo sed de tu paz, tengo sed de estar en calma  y de aceptar la vida como es, con sus bondades y con sus problemas, por eso deseo tu paz para que nada me robe la tranquilidad, que todo pase, que todo fluya, que sólo Tú te quedes para siempre en mi corazón.

Quiero pedirte que pases tu mano sanadora por todo mi ser y libérame de todo trauma, complejo o experiencia negativa que me lleva a no contenerme y a dejarme arrastrar por mis impulsos. También te pido que pases tu voz de salvación por el mundo entero, para que devuelvas la esperanza a todos aquellos que creen que estamos perdidos, y que con tu luz comprendamos que podemos seguir luchando para que todo mejore. 

Tu gracia me basta para ser feliz, no importa cuán dura sea mi vida, siempre quiero estar contigo. Te entrego todo lo que soy, quiero que este sea un momento para reconocerte como el dueño de todo lo que soy y tengo, que sea un momento para meditar todo lo que he vivido y, a la vez, entregarte todo lo que voy a vivir. 

Sé que mañana, al despertar, podré saber con certeza que tu amor por mi es inmenso y quisiera que me des la gracia para poder reconocerte en cada una de las experiencias que vaya a vivir. Ilumina con tu luz mi vida, de tal manera que yo pueda ser luz en la vida de los demás. Espíritu de Dios, ungeme con tu presencia, ven a sanarme, a transformarme, ven a liberarme de todo aquello que no es conforme a tu voluntad y que me hace perder el rumbo de la vida. Te entrego mi corazón y el sueño que voy a tener para que Tú sigas haciendo tu obra en mi vida mientras descanso. En tus brazos duermo tranquilo porque cuento contigo que eres el guardián que nunca duerme.

Sólo estando contigo puedo salir adelante sin tenerle miedo a nada, nunca me has desamparado y sé que quieres ayudarme, estoy con toal disposición a abrir las puertas de mi corazón, te lo entrego, purifícalo y lávalo con tu Sangre Preciosa. Señor, que tu serenidad me envuelva en esta noche, que mi casa sea protegida por tus ángeles, que con tu poder alejes todo mal y peligro de mi alrededor y de todos los seres que amo. Gracias porque me permites descansar en tu regazo. Amén.